Defensor de la tecnología fotográfica

Siempre he sido un defensor de todo material que sirva para hacer mejores fotos con nuestras cámaras. El elemento principal, para mí, después de la cámara es la lente. Eso es evidente, al menos desde mi punto de vista, no puedo valorar un equipo que pueda hacer fotografías, con más o menos megapíxeles, sin tener una idea de con qué tipo de lente cuenta. Para todos los usuarios de Móviles con tropecientos Megapíxeles, sin lente no hay fotografía, la cámara de tu iphone no es que haga malas fotografías, seguramente en términos técnicos sí o al menos en apariencia (resolución en píxeles), pero a la hora de la verdad sus instantáneas al final son meros recordatorios, sin expresividad ninguna como imagenes en sí mismas, sólo como meros transmisores de información en forma pseudo-gráfica.

 Objetivos para móviles — Xakata

Cada cual puede opinar, pero creo que una “lenteja” de 22,50€ no es para nada ni remotamente comparable con una óptica de cerca de 3.000€, +1kg de peso y lentes de más de 80mm. de diámetro:

Canon 85mm F1.2 L

Como tampoco lo compararía con ópticas mucho más asequibles, incluso de menos de 100€, como algunos lentes fijas de 50mm (más fáciles de fabricar, pero no por ello peores).

El valor de una cámara tipo reflex se impone en cualquier situación fotográfica, pero no solo por un cliché, o moda clasista, sino porque hoy todavía sigue siendo una norma básica que una lente fotográfica captará de forma más correcta la luz que cualquier dispositivo fabricado al mismo efecto pero sin elementos de cristal de calidad o con procesos de fabricación muy económicos, por eso los escáneres profesionales las tienen, por esos cualquier aparato de medición, ampliación, estudio o de laboratorio contendrán lentes más o menos complejas y por eso la lente ha exisistido desde hace siglos para multitud de elementos que ayudaban al hombre a ver mejor, a ver más cerca o con mayor nitidez.

Los comentarios ante la visión de las cámaras reflex por personas que “pasando por ahí” sacan su movil o smartphone para registrar algo, a veces preguntan ¿qué se ve con eso? o ¡Ya podrás!, para mí una cámara y su lente son algo básico. Cierto es que las nuevos mini-cacharritos dicen hacer de todo y cierto es que pulsas un boton y sale una imagen captada con su microlente con mas o menos acierto, dependiendo del pulso de cada cual y además nunca captan el instante preciso, otro handicap más, pero eso es solo un registro, no lo llamaría de otra forma, de hecho antes los móviles traían un espejito para poder hacer retratos más cómodamente, lo que deja bien claro su uso primordial, registro de nuestra agenda de números con imagen.

La desgracia para quienes nos interesa la fotografía es aparte de otras cosas, que toda esta nueva cacharrería semi-útil pronto irá encareciendo los productos que realmente funcionan, como ha ocurrido siempre en el mercado mundial del capitalismo, con ejemplos en todos los ámbitos, como por ejemplo los coches, han existido desde hace ya bastantes años marcas muy emblemáticas (elitistas y de excesivo renombre, pero como ejemplo vale) que siempre han marcado el mundo de los coches y cada vez van siendo mucho más elitistas y exclusivistas, ahora aston Martin sólo fabrica por encargo y de forma completamente artesanal, un trucaje empresarial muy currado para cobrar precios ilógicos por sólo coches. Esto está pasando y pronto se acrecentará aun más, las lentes fotográficas empezarán a fabricarse en menor cantidad o para públicos más reducidos y sus precios se dispararán porque habrá tanto dispositivo capaz de captar imágenes fijas o en movimiento que una reflex digital se convertirá en un estorbo. Es una especulación más que probable, el mercado de las lentes empieza a ser ya muy de segunda mano, en las grandes marcas se están alejando ya de las lentes tradicionales, canon lo llama “mirrorless” un cambio de futuro veremos si es en favor de la calidad y no solo de la reducción de peso y tamaño.

Industria de las cámaras: Mercado Reporte de Investigación, Estadística y Análisis

Por supuesto existe optimismo y espectativas muy positivas, pero el cambio a las nuevas mini-tecnologías (smartphones, tablets, moviles, gadgets de todo tipo…) está comiendo terreno a la fotografía digital que hoy por hoy podemos llamar tradicional. El motivo es evidente de tener un equipo reflex con un coste medio de 1000€ a un smartphone de menos de 400€ que además es multifuncional no hay color. Yo soy de la opinión contraria a este cambio pues no es tal pues creo que es mas bien un estancamiento lógico del mercado fotográfico, en la transición del carrete al digital el boom digital fue exagerado, la fotografía se popularizó como nunca y fue maravilloso pero muchos aficionados que se subieron al carro hoy lo abandonan por diversos motivos siendo el más importante, en mi opinión, el de la comodidad evidentemente igual que ocurrió al desaparecer el carrete en que la fotografía se hizo mucho más cómoda, ahora lo es ya tanto que cualquier aparato por pequeño que sea nos permite captar imágenes. Todo esto para mí no es mas que otra moda comercial más, otra de las consecuencias del capitalismo y la globalización, con la diferencia de que la calidad de las imágenes captadas por dispositivos diversos es muy variable, nos permiten captar la “noticia” del momento, del acto, de la historia y eso solo es posible hoy y resulta maravilloso para los medios pero no debería afectar a los que apreciamos la fotografía como arte y no como mero transmisor de información.

Fijo Vs Zoom Xataka

Muestras claras y evidentes del motor capitalista y comercial de la fotografía digital actual la marcan las grandes compañías que marcan diferencias tecnológicas y de distribución global, CANON mi tan admirada marca hasta hace unos años la ha vuelto ha hacer con las mirrorless y anteriormente con la guerra por las lentes mal llamadas “todoterreno”, que cubren todo el espectro desde gran angular hasta super-tele, se demostró que la luz sigue siendo la misma para todas las lentes pero que las lentes fijas o hasta los zooms cortos siguen siendo de más calidad que los TT famosos y supervendidos.  Hay quienes decían para justificarse que los TT son para unas cosas y un 28-70 ó un 50mm fijo eran para otra, ¿para qué?, si un 18-200mm por ejemplo no hace buenas fotos en 18mm ni tampoco en 200mm para que sirve entonces. Lo mismo ocurre ahora mismo con el boom de los cacharritos, pdas, smartphones y otras historias, los hay que ni sirven para hablar por teléfono ni hacen buenas fotos. Quien mucho abarca…. Yo sigo opinando que las lentes de toda la vida aunque menos versátiles y más pesadas, la mayoría, siguen teniendo mucha más calidad que otras supernovedades muy bien vendidas.

Las comparativas por internet, bien dirigidas a que te compres TT, te dicen que depende de para qué, y yo me pregunto mejor, depende de si te gusta hacer fotos o si solo te quieres llevar una instantánea sin más, de ser lo segundo yo no elegiría reflex para nada, las cámaras son voluminosas y siempre puedes ser más discreto y rápido con una pequeñez compacta o un movil siempre y cuando sepas manejarlo bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s